Monday, September 03, 2012

Transparente

Me preguntaste si estabas en mi diario y creo que te mentí: te dije que no sabía, cuando en realidad tenía la certeza de que jamás te había dedicado una línea. Luego me pregunté por qué, si había delineado en ese cuaderno los nombres de hombres que fueron insignificantes, cual era mi razón para no mencionarte nunca?
Puedo ensayar varias:
- me aterraba verte tan enganchado y no escribirte era una forma de no enfrentar eso.
- en el fondo no me importaste demasiado entonces, te vi sólo como alguien que estaba de paso en mi vida compartiendo cosas lindas, pero que no era mi amor.

Sea cual fuere, lo cierto es que después de que me lo preguntaste y te mentí por culpa, escribí en mi preciado cuaderno tu nombre dentro de siete líneas que repetían exactamente lo dicho en las primeras tres de este post. O sea, sigo si DECIR nada sobre VOS, ni sobre lo que SIENTO por vos.

Hoy viniste a mi casa, luego de varios días sin querer tocarme, a decirme que no querés tampoco besarme más. Sentí tristeza y lloré delante tuyo. Porque te extraño cuando no te veo, y me gusta estar con vos. Sin embargo siento que la tristeza se irá rápido, ya que el entusiasmo de compartirte nunca fue amor lacerante ni agonía por no tenerte.

Hoy que me rechazaste, te dedico unas veinte líneas. Será que sólo sufriendo un poco, teniendo algo de romance agónico nos podemos enamorar? Que lo simple y fácil no nos imprime pasión? Será que siempre tuve razón y no sos mi amor, sino sólo un buen amigo y al saberlo, vos pones los huevos sobre la mesa, dando la cara que yo no doy?Quizás me salvaste de querer forzarme a adaptarme a lo cómodo pero carente de magia. O tal vez ya no te gusto.  Me gusta no saber la respuesta, es un motivo más para seguir caminando. Ahora estoy sonriendo por dentro, me estoy gustando. Nunca voy a renunciar a creer en mi pasión, es lo único que mueve al mundo y me despierta las mejores sonrisas además de motorizar mis pazos más fuertes.

Siento un profundo cariño por vos, de eso no tengo dudas. Me gusta verte reír feliz y más disfruto de abrazarte. Creo que hoy hiciste algo bueno y noble por vos y por mí. Fue como algo vivido cien veces y varias en espejo. Una suerte de espiral, que gira en círculos, sobre rutas parecidas, pero no exactamente pasando por el mismo lugar dos veces.



2 comments:

Casi Ángel said...

Hay amiga... que bueno que lo escribiste, y te reconociste. El otro día leí una frase muy buena: "cuando tengas que tomar una decisión muy importante, tirá una moneda. En el momento que esté girando por el aire, vas a saber en qué cara querés que caiga..." Besotes

Anonymous said...

vos sabés que releo esto después de mucho tiempo. Luego atravesé tiempos de mucha bronca contra esa persona (vos ya sabés) porque sentí que me mintió y otras cosas...
También huelo un dejo de soberbia en este post. Me reconocí quizás,pero también se abrió en mi vida un momento muy particular y de profunda búsqueda.
Te quiero!!! Me alegra verte tan bien después de tanto tiempo.